• 21 JUL 16
    • 0
    Recomendaciones de tu farmacia: altas temperaturas

    Recomendaciones de tu farmacia: altas temperaturas

    Comenzamos una nueva sección donde te ofrecemos consejos desde el mostrador de la farmacia. Nuestra labor también requiere ofrecerte pautas higiénico-saludables para tener un mejor estilo de vida y que te sientas bien.

    Con la llegada del verano y las altas temperaturas nos parece importante recoger las buenas prácticas para que el calor no afecte nuestra salud.
     

    Los principales grupos de población a tener en cuenta durante situaciones de calor extremo son los ancianos, los lactantes y los niños, las personas con una afección crónica que requieran medicamentos, en particular con afecciones severas, y las personas dependientes.

     

    Comida y calor

     

    Bebe mucha agua o bebidas lo más naturales posibles, evitando las muy azucaradas, de forma constante aunque no tengas la sensación de tener sed.

    – Procura que tus comidas sean ligeras y que te ayuden a recuperar las sales perdidas como ensaladas, fruta, gazpacho, verduras… Para los bebés te recomendamos una Cesta mordedor para fruta donde puedes poner piezas de fruta fresquita y de temporada que contengan mucha agua como la sandia, melón, peras, ciruelas…

     

    Casa y calor

     

    – Baja las persianas para evitar que el sol entre directamente. Mantén las ventanas cerradas si la temperatura de la calle es más alta que la del hogar. Desde que refresque aprovecha para abrir ventanas y persianas para reducir el calor en la casa.

    – Si puedes evita las luces y aparatos que puedan generar calor durante las horas más calurosas del día. El ventilador sólo mueve el aire caliente.

    – En caso de tener que permanecer en cama por enfermedad o por la edad procure que la persona no esté tapada y refresca su piel cada cierto tiempo con un paño húmedo para simular la sensación de sudor en el cuerpo.

     

    Actividades al aire libre y calor

     

    – Si puedes evita las actividades al aire libre durante las horas más calurosas, sobre todo si van a ser intensas.

    – En caso de tener que salir al exterior permanece en la sombra, usa ropa de color claro y ligera, utiliza protección solar, sombrero, un calzado cómodo y fresco…

     

    Medicación y calor

     

    – Lo mejor será conservar en el frigorífico los medicamentos que se deben mantener entre 20 y 8° C. En el caso de medicamentos que se deben guardar entre 2 y 8° C se deben tomar en el mismo momento que se saquen del frigorífico. Si vas a transportar tu medicación a cualquier otro sitio utiliza una nevera portátil si es necesario.

    – Procura no guardar los medicamentos en la cocina ni el baño, ya que son lugares con cambios de temperatura drásticos.

    – Algunos medicamentos pueden favorecer o agravar un golpe de calor acude a tu farmacia o médico de cabecera para revisar la preinscripción de tu tratamiento. Hay que tener especial cuidado con los diuréticos, los fármacos que afectan la función renal, los que alteran la termorregulación central o periférica (antidepresivos, antipsicóticos, antimigrañas…) o los que poseen un perfil farmacocinético que puede ser afectado por la deshidratación.

     

    Información sobre el buen uso de los medicamentos en caso de ola de calor. Año 2016-> AQUÍ

     

    Dejar una respuesta →

Dejar una respuesta

Cancelar respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies